El complejo arqueológico precolombino del Gran Pajatén, con categoria de patrimonio mixto, perteneciente a la cultura Chachapoya, cuya área de influencia incluye las regiones de San Martín, Amazonas y la sierra de La Libertad (Pataz y Bolívar). Ubicada en la confluencia de los rios Huallabamba y Abiseo (San Martín); descubierta en el año 1963 por un grupo de patasinos a cargo del entonces alcalde, Sr. Tomas Torrealba Juarez, apoyada por las expediciones cívico–militar de los años 1965 y 1966, comprende en una superficie mayor a 40 hectáreas, en la que se puede apreciar un conjunto de edificaciones circulares, distribuidas en diferentes niveles, enlazadas por escalinatas habilmente trazadas y decoradas con hermosos diseños, como cabezas clavas y figuras estilizadas de condores en actitud de vuelo, como resultado del trabajo de limpieza que fue revelando poco a poco el esplendor de su belleza; considerada el más grande y audaz diseño de los Chachapoya. La participación de la fuerza aérea del Perú en apoyo a las entidades públicas, fue fundamental para dar a conocer el descubrimiento de esta zona arqueológica. Posteriormente, se firmo en convenio 1985–1989 entre la universidad del Colorado y Boulder con el gobierno peruano, correspondiente al proyecto de investigación del Parque Nacional Río Abiseo, y como contraparte la Universidad Nacional de Trujillo, cuyo primer informe de campo, confirmo la diversidad biológica y la riqueza cultural del Gran Pajatén, además en el informe se incluye la existencia de 200 edificios similares al Gran Pajatén, ubicados en el Cerro Central.

El Parque Nacional Río Abiseo estuvo cerrado al Uso Público, por razones de estudios cientificos, pero recién en el año 2016 el Congreso de la República, oficializó la ley que declara de necesidad y utilidad pública: la investigación, protección, conservación, restauración, puesta en valor y mantenimiento de la ciudadela fortaleza del Gran Pajatén, ubicada en el P.N. Río Abiseo, entre los límites de las regiones La Libertad y San Martín. Consecuentemente dicho patrimonio mixto, se encuadra en el corredor turístico Nor-Amazónico con el eje cultural: Chan Chan–Marcahuamachuco–Gran Pajatén, correspondiendo la puesta en valor al sector multisectorial: Ministerios del Ambiente, de Cultura  y Comercio Exterior y Turismo.

            José Landeo Luna

            Director Gerente