El referente del destino sur, está constituido por las ciudades de Arequipa, Puno y Cusco; habiendo sido una constante de los organismos del sector público a cargo del diseño de la promoción turística del Perú, por otro lado, el sector empresarial no apostó por una verdadera descentralización turística, limitándose a desarrollar un turismo convencional, sin contar con las opciones que demandaban los mercados emergentes.

Consecuentemente la oferta turística del país frente a los vecinos de la región, se encuentran en desventaja; por lo que es necesario cubrir el vacío de una demanda insatisfecha con la oferta de un turismo de cultura, naturaleza, bajo la modalidad de aventura, para lo cual el Perú cuenta con destinos turísticos, que ofrecen conectividad, infraestructura y servicios conexos propios para un turismo no convencional, que pasan desapercibidos por falta de una promoción turística por parte del Estado.

La presente opción, se circunscribe a la demanda del mercado por conocer nuevas opciones, como el caso de Arequipa–Puno a través de la provincia de Caylloma, donde se ubican poblados altos andinos, que cobija distritos de la época colonial y republicana con impresionantes paisajes propios de la región, de acuerdo a los variados pisos ecológicos.

En lo referente a las operaciones turísticas, se cuenta con el apoyo logístico del caso, en las regiones a operar, por los operadores regionales y locales, lo que permite un desplazamiento seguro con estándares de calidad, lo que facilitara que el pasajero disfrute las bondades de esta macroregión turística.

 

José Landeo Luna

Director Gerente